Etiquetas

, ,

RAJOY acaba de descubrir en Baleares que se puede ahorrar una reforma electoral para que gobierne la lista más votada, porque tras la dimisión de dos alcaldesas y tres tenientes de alcalde en el Ayuntamiento de Ibiza, el presidente José Ramón Bauzá ha visto claro que es mejor dejar de respetar la voluntad de las urnas y pasarse a la oposición.

Un poco antes había hecho dos intentos casi consecutivos de poner paz en un equipo de Gobierno en el que o no se hablaban o se enviaban mensajes de Whatsapp del tipo: “Leña a muerte a la japuta”, como alternativa al emoticono de alcaldesa. Tras caer los cinco primeros de la lista, Bauzá consideró que la número seis, la pertiguista olímpica Mar Sánchez, era perfecta para conservar la Alcaldía porque estaba de baja por maternidad, evitando la moción de censura, al menos, mientras estaba dando la teta.

Bauzá hace un ‘balconing’ en Ibiza, en EL MUNDO

Anuncios