Etiquetas

, , ,

MENUDA bronca que se han llevado los del PSOE y los de Més por denunciar el escándalo de que al norte de Menorca una compañía noruega hubiera empezado a realizar prospecciones sonoras, y el Govern balear se le hubiera pasado mencionar el detalle. Con esto de estar lejos de las islas, uno echa mano al iPad y acaba escuchando el cabreo del PP antes que la denuncia de la izquierda, lo que le deja a uno con la sensación de que si en vez de prospecciones sonoras Seabird Exploration hubiera plantado una plataforma petrolífera en la cara oculta de Cabrera, PSOE y Més habrían sido ilegalizados. Menos mal que en el PP nos recuerdan de vez en cuando que es el único partido que se opone desde el principio a la tortura de ballenas con cañones sísmicos, porque hay días que, de verdad, cuesta un montón recordarlo.

Esta fórmula de bronca es bastante común en política y en las relaciones de pareja, donde indefectiblemente el hombre, además de cometer errores, aboca a la mujer a cometerlos, por lo que debe ser reprendido de acuerdo con alguna ley que se encuentra seguramente entre los papeles que firmé en el Ayuntamiento o en el libro de familia.

Psicofonías, en EL MUNDO

Anuncios