Etiquetas

, , , ,

EL MIÉRCOLES me buscaba la Policía. Un agente quería decirme que acababan de nombrarle líder de Ciudadanos en la isla de Ibiza, que iba a cambiar la forma de hacer política, y que la gente estaba cansada de los viejos partidos, y que las decisiones no las iba a tomar la dirección sino una asamblea. A los diez minutos lamenté no ser sospechoso de asesinato.
Está visto que no estoy preparado para afrontar las generales si lo más interesante que le veo a un portavoz es que vaya armado, y sus intenciones sean también tomar el cielo por asalto. Con este discurso la nueva política se me va a quedar viejísima.

Con un par de cerezas, en EL MUNDO

Anuncios