El ser humano tiene unas formas de superar el miedo que acojonan. Las amenazas a España de ‘El Cordobés’, el hijo de la Tomasa, han desatado un ataque de risa virtual. Parece increíble que después de lo ocurrido en Barcelona los españoles percibamos al portador de las amenazas del Estado Islámico como a un personaje tan próximo al dictador de Sacha Baron Cohen o al Dr. Maligno de Austin Powers. “Ante el horror, humor”, proclamaba la cómica Raquel Sastre. Da pánico.

Sin embargo, gracias al ‘Cordobés’, el terrorismo ha recuperado cierto protagonismo en el atentado. Se había quedado diluido entre el conflicto sobre el uso del catalán, sobre el uso de niños en los hospitales, sobre el uso de los púlpitos, sobre el uso de las alcaldías, sobre el uso de los cuerpos de seguridad, sobre el uso de la información que vienen de Bélgica, y sobre el uso de las manifestaciones, con el que la CUP ha dado un nuevo uso a la monarquía, el de víctima.

El Rey bolardo, en EL MUNDO

Anuncios