RAFAEL Luis Díaz es el periodista que narró para la cadena SER el minuto y 19 segundos más escalofriantes del golpe de estado del 23-F, hasta que dejó de hablar y de fondo se escuchó a un guardia civil que le decía a otro periodista: «No intentes tocar la cámara que te mato, desenchufa eso».

Reconozco de una forma un poco estúpida que por encima del momento histórico que le tocó vivir, lo que envidio de Rafael son sus conocimientos de mili para identificar a Tejero como teniente coronel, porque como dijo años después, le había visto las estrellas de la bocamanga. Yo, como no hice la mili, ni siquiera sé muy bien lo que es una bocamanga, y lo tendría complicado para asegurar si esos tíos que entraban en el Congreso eran o no del Seprona. Lo más cerca que he estado de la mili fue cuando mi madre me llamó desde un crucero por el Mediterráneo, en plan elefante blanco, para anunciarme que tenía al lado al subdelegado de Defensa de Orense, y que ya no tenía que ir a pedir más prórrogas al palacio del gobierno militar, por cierto hoy con cartel de se vende.

¡Desenchufa eso!, en El Mundo

Anuncios