EL día después de San Valentín de 1936 tres hombres entraron en una bolera de Chicago y dibujaron un semicírculo en torno a Vicenzo Gibaldi, alias Vicent Gebardi, alias Vicenzo Demory, alias Jack McGurn, alias Machine Gun (Metralleta) acabando de tres tiros en la cabeza con la vida del más famosos de los asesinos al servicio de Al Capone. En la recepción de la bolera los pistoleros dejaron una tarjeta de San Valentín, como sello de su venganza por la famosa matanza del 29 en el garaje del 2122 de la calle North Clark de Chicago.

La Policía nunca pudo probar la participación de McGurn en la matanza de San Valentín porque alegó que en ese momento se encontraba en una habitación del Stevens Hotel haciéndole el amor a Louise Rolfe, una conocida showgirl con la que se casaría meses después, y que sería rebautizada por la prensa y la historia como Blonde Alibi (Coartada rubia).

Chica de gánster, en EL MUNDO

Anuncios