DESDE que empezó esto de las prospecciones petrolíferas, los representantes del PP balear se han esforzado en que les veamos pasar por las siglas como hologramas, y que en caso de silencio incómodo o declaración sospechosa, les miremos primero por los subtítulos.

El otro día el presidente Bauzá no pudo soportar que le llamaran hipócrita al mismo tiempo por la calle y por youtube, volviendo sobre sus pasos a lo Marty McFly cuando le llamaban gallina en Regreso al Futuro, y todo por los problemas de sus conciudadanos para asimilar que lleva tuneado el carnet del PP en la pechera.

Flatulencias, en EL MUNDO

Anuncios