EL único problema de que una juez no haya encontrado indicios de delito en el caso Ibiza Centro es que alguien se lo crea.

Después de siete años rulando por internet las grabaciones de un secretario general del PSOE hablando con sus compañeros de partido sobre el reparto de dinero en B en torno a este proyecto urbanístico; después de que todos viéramos publicados los certificados de obra falsos firmados ante notario por un alcalde; o de que una concejala contara a qué hora la mandaron a buscar un sobre de dinero negro a la puerta del Ayuntamiento, ya no tengo claro si la Fiscalía presentó en el juzgado un auto de sobreseimiento o una plegaria de exorcismo.

Ibiza centro, en EL MUNDO

Anuncios