EN ‘Desmontando a Harry’, Woody Allen le comenta a su médico que «las palabras más hermosas de nuestro idioma no son ‘¡Te quiero!’, sino ¡Es Benigno!». Aunque creo que en edad escolar, ninguna expresión es capaz de ascender más rápido al altar de las reliquias semánticas que ‘aprobado general’.

El día que la Asamblea de Docentes sugirió la medida como respuesta al TIL, reduciéndose simplemente a Asamblea, dicen que entre el alumnado se desataron momentos de euforia solo comparables a la marabunta provocada por diversos mamíferos minutos antes del maremoto de Sumatra. El disparate era de tal calibre que algunos institutos pidieron conocer las otras alternativas, esas que rechazaron sin atreverse siquiera a someter a votación, solo por echarse unas risas.

Las palabras más hermosas, en EL MUNDO

Anuncios