He ido a internet y he descubierto que arranco la campaña electoral con claros síntomas de trastorno de déficit de atención infantil: Fácil distracción, sensación de aburrimiento y baja tolerancia a la frustración. Nada que ver con los niños a los que disfrazan de Pablo Iglesias y enseñan a decir de carrerilla Mossak Fonseca.

Déficit de atención en EL MUNDO

Anuncios