Sor Lucía Caram se pintó el domingo un uno y un cero en las palmas de las manos como si fueran estigmas, símbolo de la participación de su alma en la pasión de Messi.

Sor vete en EL MUNDO

Anuncios