Una de las mejores medidas que ha tomado el PSOE en las últimas horas es reclamar presencia policial en su sede, algo que además sirve a los oficialistas para distanciarse del PP, donde se suelen presentar por sorpresa; y acercarse a Podemos, añadiendo atrezo a su particular 15-M.

Para saber por dónde anda el PSOE, uno, que anda falto de recursos, ha tenido que tirar de Google. Se lo habría preguntado a mi alcalde, que también es del PSOE, pero su hija comparte clase con mi hijo en la guardería y, cada vez que me ve, me señala y llora. Eso es algo que solo me había pasado con algunas ex, a las que a veces también señalo y lloro. Como entre la militancia reina la indefinición, y la mayoría está a verlas venir, para saber lo que se piensa en el Ayuntamiento había pensado en celebrar un pequeño Comité Federal, llevar a la guarde una foto de Pedro Sánchez, y si la niña lo señala y llora está claro que su padre está con los críticos.

Los hijos del PSOE en EL MUNDO

Anuncios