Es posible que haya más partidos, más goles, que se contraten más enfermeras como sugiere Piqué o, qué narices, que alguien haga el amor tras un empate. La Champions de 2017 tendrá un ganador que probablemente no sea el Barça, pero a quién le importa…

Se acabó el sexo en EL MUNDO

Anuncios