Pongámonos en que gana Pedro Sánchez. Metámonos en esa fantasía. Imagínense al pobre cogiéndose los mocos y la risa en el discurso de la victoria, mientras da un mensaje de unidad, de integración de las otras candidaturas, sin represalias.

Gana Pedro en EL MUNDO

Anuncios